Centro de Estética Esperanza

927 416 867/ 610 548 686 info@esteticaesperanza.com

Síntomas de una piel deshidratada que necesita cuidados ya

sintomas de una piel deshidratada

Síntomas de una piel deshidratada que necesita cuidados ya

Síntomas de una piel deshidratada que necesita cuidados ya
5 (100%) 1 vote

¿Notas que la piel está tirante y te incomoda hasta al sonreír? 

Proteger la piel es fundamental durante todo el año, aunque a veces no prestemos especial atención a lo que ella nos pide a gritos. Porque es una barrera cutánea que nos protege del exterior y tenemos que cuidarla a diario, haga frío o calor y tengamos 25 o 60 años para evitar que se dañe.

Como sabes, cada persona tiene un tipo de piel distinto y también un fototipo, que está relacionado con el color. Y aunque creas que conoces cómo es tu piel, es probable que no sepas con exactitud si tienes un fototipo 2 ó 3 ni si tu piel es mixta, seca o simplemente está deshidratada.

De hecho, lo más probable es que te confundas con la sequedad, que aunque tienes síntomas comunes no son exactamente lo mismo. O quizás, ni siquiera te has dado cuenta de que la causa de esa pérdida de luminosidad en tu rostro se debe a una pérdida de agua en tu piel.

Antes de acudir a un centro especializado a que te hagan un diagnóstico eficaz para detectar las necesidades de tu piel, te contamos cuáles son los síntomas de que tu piel necesita cuidados porque le falta  hidratación.

 

Síntomas de una piel deshidratada

El 70% de la composición de la piel es agua. Porque lo que ante una pérdida de la misma, lo notará enseguida y los síntomas empezarán a percibirse en tu rostro y en el cuerpo en general. Pero de manera más acusada, afecta a la cara porque es la parte que tienes más a la vista y más expuesta a los agentes externos que pueden empeorar su estado.

Para saber si tienes la piel deshidrata, colócate frente al espejo y si tienes uno de aumento mejor y observa si hay:

  • Falta de brillo, incluso cuando te aplicas crema o aunque le esté dando la luz del sol.

 

  • Escamación en general, similar a cuando te pelas después de un tratamiento o tras las quemaduras solares.

 

  • Tirantez, poca tersura que notas al sonreír, gesticular o simplemente después de la ducha o de desmaquillarte.

 

  • Pequeñas arrugas, sobre todo en la zona de la nariz y el mentón. 

 

  • Rugosidad al tacto, como si percibieras estrías que pueden ser más o menos profundas.

 

Es posible que tengas todos estos síntomas o solo algunos porque aún sea demasiado acusado el problema. Por eso, ante la duda, y para conocer realmente cómo es tu piel y en qué estado se encuentra lo más recomendable es hacerte un diagnóstico a través de la aparatología adecuada como la que tienen en los centros de estética o algunos dermatólogos.

Causas de la deshidratación de la piel

Si has llegado a la conclusión de que tienes la piel deshidratada y además te lo han confirmado los expertos en estética o dermatología, seguro que quieres saber por qué has llegado a esta situación y cómo evitar que vuelva a ocurrir cuando hayas recuperado su tersura, hidratación y luminosidad.

Aunque la explicación es algo más compleja y puedes informarte en profundidad sobre la estructura y composición de la piel, las causas más frecuentes que contribuyen a la deshidratación son: 

La piel puede perder una parte de agua de su composición principalmente por: 

  • El medio ambiente, el frío en invierno, el viento, la contaminación atmosférica o los rayos solares.
  • El consumo de alcohol de forma frecuente.
  • La mala alimentación, carente de vitaminas, minerales o un desequilibrio alimentario
  • El tabaco. Fumar perjudica tu salud y también tu piel.
  • El estado anímico y los cambios emocionales, en situaciones de excesivo cansancio o estrés la piel se ve afectada.
  • El consumo de algunos fármacos, por ejemplo los indicados para el tratamiento del acné o el colesterol.
  • El uso de cosméticos que contienen alérgenos o una composición química agresiva. 

Muchas veces, los cosméticos que llevas usando tantos años pueden darte reacción y también provocar la deshidratación. Por eso, es importante conocer las cremas que mejor se adaptan a tu tipo de piel así como los productos que es mejor evitar.

¿Es igual la piel seca que la piel deshidratada?

No, como ya hemos visto no tiene por qué coincidir. 

De hecho, una piel grasa también puede estar deshidratada igual que una seca o una mixta. Son dos problemas diferentes, que afectan en mayor o menor medida en función de las causas que hemos visto anteriormente y que deben tratarse adecuadamente.

Los síntomas son similares, pero no son lo mismo y puedes tener una piel seca e hidratada y al contrario.

Una piel seca es un tipo de piel, que normalmente responde a un factor genético y se debe a una carencia de agua y de lípidos. Mientras que la piel deshidratada es una condición que se debe a la falta solamente de agua en la piel y desaparece cuando se trata.

Cómo cuidar una piel que está deshidratada

Una vez diagnosticada, la piel deshidratada debe tratarse para recuperar su estado natural. Hay varias formas de hacerlo para revertir el problema de la pérdida de agua que van desde los cuidados en casa a diario hasta los tratamientos especializados en cabina. 

Cuidados básicos diarios

Para empezar, lo ideal es que te mantengas hidratada todo el día, bebiendo al menos un litro y medio de agua. Es algo muy básico, pero fundamental para la piel que ya sabes que es agua en un 70% de su composición. 

Pero no solamente beber agua es importante, sino también comer sano, incluyendo frutas y verduras en tu alimentación y evitando las grasas y comidas calóricas. Básicamente, seguir una dieta equilibrada y saludable. 

Y si además, abandonas el hábito del tabaco y moderas el consumo de alcohol, los resultados llegarán antes.

La limpieza del cutis también es otra recomendación en caso de piel deshidratada, tanto antes de irte a dormir como por la mañana, eliminando por completo los restos de maquillaje en caso de que lo hayas usado durante el día.

Lo ideal es mantener los espacios a una temperatura media, sin calentar demasiado el ambiente con una calefacción excesiva en invierno ni abusar del aire acondicionado en los meses más cálidos. Algo que no podrás evitar en la calle, pero sí podrás protegerte mediante crema solar con protección tanto en invierno como en verano. 

Respecto al uso de cremas y cosméticos, procura utilizar aquellas que sean adecuadas a tu tipo de piel y al estado actual de la misma, con un ph idóneo y evitando aquellas que pueden producir más sequedad o tirantez.

Como recomendación extra, te diremos que el descanso para evitar el estrés así como el deporte, ya sea alguna actividad física como caminar, te ayudarán a mejorar la calidad de tu piel.

¿Hay algún tratamiento más profundo para la piel deshidratada con resultados rápidos?

Cuidarte en casa y seguir unos consejos básicos es importante, pero puede que no sea suficiente y sobre todo que tarden en notar los efectos y recuperar el estado de tu piel.

Lo primero que debes hacer antes de iniciar ningún tratamiento es conocer con exactitud tu tipo de piel para detectar posibles carencias o efectos que están haciendo mella y no percibes a simple vista. Por eso, en los centros especializados cuentan con aparatos que permiten ver la piel en profundidad y sabrán aconsejarte cómo tratarla no solo en ese momento sino también para evitar que te vuelva a ocurrir. 

Algunos de los tratamientos estéticos recomendados para las pieles deshidratadas son los peeling con ácidos. Te aplican diferentes ácidos y con la proporción exacta que necesitas para que tu piel recupere su elasticidad y se vea más luminosa. 


Y si necesitas renovar tu piel por completo, eliminar marcas de acné y rejuvenecerla para recuperar su tersura y luminosidad, una sesión con IPL podría ser suficiente. 

Como ves, una piel deshidratada puede resultar molesta y dejarte una sensación de poco confort, pero también dar lugar a arrugas y falta de luz que te harán parecer más mayor de lo que eres. 

Author Info

Estética Esperanza

Sin comentarios

Introduce un comentario

uno × cinco =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies