Centro de Estética Esperanza

927 416 867/ 610 548 686 info@esteticaesperanza.com

¿Grasa o flacidez? Aprende a distinguirlas para tratarlas correctamente

grasa o flacidez

¿Grasa o flacidez? Aprende a distinguirlas para tratarlas correctamente

Te sientas e intentas meter tripa cuando te pruebas una prenda ajustada o te pones el bañador. Pero nada, ahí siguen esos “michelines” y ya no sabes cómo disimularlos. ¿Tendré grasa o flacidez? Te preguntas.

Y es que es importante diferenciarlos para tratarlos correctamente.

Porque si te pones a hacer cientos de abdominales y acumulas grasa en la zona, estarás trabajando en balde igual que si dejas de comer pensando en bajar algunos kilos.

El abdomen es la parte del cuerpo que más suele preocupar tanto a hombres como a mujeres.

Suele ser la zona donde se acumula más grasa y el primer síntoma de que tenemos que empezar a cuidarnos antes de que vaya a más.

Pero es importante que aprendas a distinguir la grasa de la flacidez para que sepas cómo tratarlas y vayas directamente a tu objetivo.

En este artículo te hablamos de esas diferencias y de qué puedes hacer para conseguir un abdomen más firme y en general, un cuerpo más estilizado, sea cual sea tu edad.

 

¿Qué es la grasa abdominal y cómo tratarla?

La grasa es un aumento de volumen del adopocito o célula grasa, que engorda y multiplica su tamaño.

Al principio, el tejido es duro y compacto. Si intentas pellizcarte te cuesta porque la grasa es dura y fibrosa. E incluso, puede dolerte si aprietas.

Cuando inicias una alimentación más saludable o te pones a dieta, esa grasa empieza a movilizarse y el volumen se reduce, creándose un vacío en el tejido que da lugar a la flacidez.

Lo que ocurre es que, al eliminar esa grasa, el tejido se queda fofo. La piel se dio de sí y la notas como un chicle, con un aspecto antiestético.

Normalmente las causas que provocan la aparición de esa grasa están relacionadas con la mala alimentación. El consumo de alimentos procesados, carnes, embutidos, frituras, refrescos, bollería o alcohol está muy relacionado.

Sin embargo, hay otras razones de la acumulación de grasa abdominal que debes vigilar si quieres mejorar tu aspecto.

 

La alimentación

A la hora de tratar la grasa lo primero es que cuides tu alimentación.

Si te cuesta hacer dieta, al menos procura evitar los fritos, los dulces y los alimentos procesados y aumenta el consumo de frutas y verduras.

Hay métodos para perder peso que funcionan muy bien porque se pueden personalizar según tus gustos y que te ayudarán a identificar de dónde procede ese aumento de volumen que tanto te preocupa.

 

El deporte

Hacer ejercicio también es importante para mantener y reforzar la musculatura.

El deporte siempre es conveniente, tengas o no tengas sobrepeso, necesitas estar activo para que los huesos y músculos no se debiliten.

Y combinar la dieta con ejercicio es lo ideal para evitar la temida flacidez que se produce con la pérdida de grasa.

 

Reafirmar el tejido

Una vez que has perdido la grasa, además del deporte, es muy probable que necesites un tratamiento más específico para reafirmar ese tejido que está flácido.

Porque el deporte te ayudará a nivel interno, pero debes recuperar la firmeza de la piel con aparatología.

Uno de los aparatos más recomendados y con mejores resultados es la radiofrecuencia Indiba, que además de tratar la flacidez corporal se utiliza en estética para arrugas y caída facial, entre otros usos de Indiba a nivel médico y estético.

 

¿Qué es la flacidez y qué puedo hacer para acabar con ella?

 

La flacidez abdominal es la pérdida de elasticidad y del tono muscular, así como del tejido de la piel.

No solo aparece en la zona de la barriga, sino que puede darse en los glúteos, los brazos o en las piernas. Y también, es frecuente en el rostro, en la zona de los párpados y la papada, bajo el mentón.

Sin embargo, es en el abdomen donde la flacidez suele ir acompañada de la adiposidad o grasa localizada.

Lo que puedes hacer para detectarla es sentarte y pellizcarte la zona. En este caso, en lugar de coger más carne lo que agarras es piel, aunque también podrías acumular grasa.

grasa o flacidez

Pero el sobrepeso no es el único factor determinante. Puedes tener flacidez y un peso normal.

Y es que a partir de los 25 ó 30 años, la producción de fibroblastos, de colágeno y elastina se reduce y la piel pierde su firmeza y elasticidad. De ahí, la aparición de las arrugas y de la debilidad del tejido.

Otras causas de su aparición pueden ser la falta de ejercicio, los embarazos o la retención de líquidos.

Para tratar la flacidez abdominal, te recomendamos:

 

Seguir una alimentación sana

Al igual que con la grasa, la comida siempre influye.

Y seguir una alimentación saludable, con 5 comidas al día en menor cantidad para estimular al metabolismo, así como reducir harinas y azúcares, te ayudarán.

Las infusiones pueden ser grandes aliadas para depurar el organismo, sobre todo si tienden a acumular líquidos y a problemas de retención.

 

Hacer ejercicio

Si te da pereza o tienes poco tiempo para salir a caminar o ir al gimnasio, prueba con la electroestimulación.

Es efectiva no solamente para tratar la flacidez, sino que en caso de que tengas grasa localizada te ayudará a eliminarla antes.

Además, podrás empezar con solo 25 minutos a la semana y pronto notarás los resultados. Por supuesto, siempre y cuando sigas una buena alimentación.

El pilates también es muy bueno, y notarás además otros beneficios que te proporcionarán bienestar a nivel físico y emocional.

 

Buscar un tratamientos específicos en casa y en cabina

Las cremas reafirmantes también se recomiendan en casos de flacidez abdominal.

Busca productos de calidad, pero sobre todo tienes que ser constante y aplicártelo varias veces al día.

Y para mejorar el aspecto de tu piel y recuperar la firmeza del tejido mucho antes lo mejor es un tratamiento estético específico para la flacidez corporal.

En el Centro Médico Estético Esperanza de Plasencia contamos con Prothermic, un aparato que incluye cuatro tecnologías en una y se utiliza tanto para movilizar y reducir la grasa localizada como para reafirmar el tejido.

Esperamos que te haya quedado más claro cuáles son las diferencias entre grasa y flacidez y encuentres la mejor manera de combatirlas antes de que vayan a más.

¿Has probado con algún tratamiento? Nos gustaría conocer tu opinión en los comentarios.

 

Author Info

Estética Esperanza

Sin comentarios

Introduce un comentario

dieciseis − uno =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
babor pro centro

Regenera tu piel con los tratamientos personalizados de ácidos frutales de Babor PRO.

Recupera la firmeza, tersura, hidratación o luminosidad de tu piel y disfruta de sus resultados desde la 1ª sesión.

Solo en DICIEMBRE -20%

Días
Horas
Minutos
Segundos