Centro de Estética Esperanza

927 416 867/ 610 548 686 info@esteticaesperanza.com

¿Quieres ponerte en forma pero no tienes tiempo ni fuerza de voluntad?

ponerte en forma sin tiempo

¿Quieres ponerte en forma pero no tienes tiempo ni fuerza de voluntad?

¿Quieres ponerte en forma pero no tienes tiempo ni fuerza de voluntad?
5 (100%) 5 votes

Lo has intentado una y otra vez. O la menos, te lo has planteado en más de una ocasión porque sabes que tu cuerpo lo está pidiendo a gritos. Pero al final, siempre recurres a la típica excusa de la falta de tiempo para no hacer ejercicio.  

O te conformas con ir un día a la semana porque piensas que es mejor algo que nada. Y es cierto. 

Pero pasan las semanas, los meses y los años y tu cuerpo sigue igual. O peor aún, porque sigues comiendo lo que te da la gana y además prefieres el sillón a la bicicleta.

Puedes creer que no tienes tiempo. Pero en realidad, los días tienen 24 horas para todo el mundo, y las semanas 7 días. La diferencia está en cómo gestionas ese tiempo y cuáles son tus prioridades.  

¿Quieres ponerte en forma en poco tiempo y no tienes fuerza de voluntad para hacer un deporte por tu cuenta?, ¿O prefieres dedicar tu tiempo libre, a ir de compras, tomarte un café con amigos o acudir a clases de pintura?

Si tienes claro que ha llegado el momento de realizar actividad física o de complementar ese breve ejercicio que haces y no ves resultados, estos consejos son para ti.

1. Deja de atrasar el momento

Cuando algo no apetece mucho, tendemos a posponerlo una y otra vez. Al final, si no es prioritario o no nos interesa demasiado, nunca llegamos a hacerlo.

Con el deporte ocurre constantemente. Pero tú ya estás en otra fase y ahora quieres tomártelo en serio, así es que, no pienses en “ya empiezo la semana o el mes que viene” y ponte las pilas.

Lo mejor es que actúes cuanto antes, sea un lunes o un viernes, invierno o verano.

2. Sin prisa, pero sin pausa

 Si no estás acostumbrado a hacer deporte, no tiene sentido pegarse una paliza la primera semana.

Porque además, tu cuerpo no aguantará. Y podrías lesionarte.

Lo más recomendable es ir poco a poco, en función de tu forma física y del tipo de ejercicio que elijas, más vale empezar flojito e ir subiendo la intensidad de forma progresiva.

En este caso, si tienes un entrenador o acudes a unas clases individuales de algún deporte o actividad concreto, esto estará resuelto porque el profesional te indicará cómo y cuánto puedes hacer cada día.

No tiene sentido empezar fuerte para acabar cansándote. Tu cuerpo necesita un tiempo para adaptarse y para algunos deportes es necesario primero ponerse en forma.

3.Fíjate un objetivo realista

Si crees que por falta de tiempo o por tu propia fuerza de voluntad no podrás hacer ejercicio todos los días, sé realista desde el principio.

Es mejor acudir un par de días a la semana a unas clases que proponerte hacerlo de lunes a viernes, e incluso los fines de semana.

Y busca alternativas que te resulten más apetecibles o te llamen más la atención. Hay muchas actividades y deportes para ponerse en forma, en función de lo que quieras conseguir.

Tampoco te pongas una meta complicada, como perder X kilos en un período de tiempo concreto porque solo te servirá para frustrarte. Está bien que tengas objetivos, y que puedan cumplirse en un plazo, pero siempre deben ser realistas.

4. Busca clases guiadas 

Las personas que no están acostumbradas a hacer deporte y comienzan una actividad como “obligación” o porque son conscientes de que lo necesitan por salud y también por estética, encajan mucho mejor en clases guiadas.

Contar con un entrenador, ya sea en clases individuales o en grupos reducidos, es la mejor manera de estar motivado. Tendrás la seguridad de que no estás haciendo esfuerzos extra que pueden provocarte lesiones y aprovecharás mucho mejor el tiempo que si vas por tu cuenta.

Es posible que con 40 minutos, una o dos veces por semana, sea suficiente. Y rindas más que en dos horas en un gimnasio tu solo.

Si además lo complementas con caminar a diario o con un ejercicio intenso y rápido como la electroestimulación una vez a la semana, los resultados tardarán menos en llegar.

5. Lo que sirve a tu amigo, no te sirve a ti

Es muy frecuente seguir una tendencia o moda en el deporte. Mientras hace unos años, salir a correr no era muy habitual en gente joven, ahora parece que todo el mundo tiene que hacer running.

Puede que incluso tu amiga o vecino te hayan invitado alguna vez a correr y te lo hayas pensado.

Es solo un ejemplo de una actividad muy frecuente hoy día, pero el consejo se puede aplicar a otros deportes. Ten en cuenta que cada cuerpo, cada persona, necesidad y resistencia no es la misma y solo un entrenador sabrá adaptar tus ejercicios a tus objetivos y forma física.

Ponerse en forma no quiere decir que tengas que perder peso. Puede que lo que necesites sea tonificar, ganar resistencia o masa muscular. O si has dado a luz, tienes incontinencia urinaria o tu suelo pélvico está debilitado, debas buscar lo más apropiado.

Asegúrate también de contar con la ropa y el material adecuado una vez que elijas el ejercicio que vas a comenzar para ponerte en forma.

Ahora, interioriza estos consejos y ponte en acción lo antes posible. ¿Tienes alguna preferencia o aún no has tomado una decisión respecto a qué deporte vas a practicar?

Author Info

Estética Esperanza

Sin comentarios

Introduce un comentario

5 × 1 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies