Centro de Estética Esperanza

927 416 867/ 610 548 686 info@esteticaesperanza.com

5 ejercicios mientras disfrutas de la playa, sin accesorios y en pocos minutos

ejercicios para hacer en la playa

5 ejercicios mientras disfrutas de la playa, sin accesorios y en pocos minutos

5 ejercicios mientras disfrutas de la playa, sin accesorios y en pocos minutos
5 (100%) 1 vote[s]

¿Qué tal si encontrarás ejercicios para hacer en la playa sin pasar más de 15 ó 20 minutos cada día y sin necesidad de ir cargada con accesorios?

Normalmente se asocia la playa a descanso y desconexión. Cañas, helados, batidos, baños de sol, tumbonas.

Pero para las personas a las que nos gusta cuidar la salud y aprovechar cualquier ocasión para hacer ejercicio, la playa ofrece multitud de posibilidades.

Te dejamos con 5 ejercicios fáciles que puedes hacer mientras disfrutas del sol y el mar.

Si eres de las afortunadas que ya está de vacaciones y disfrutando del mar, no dejes escapar la oportunidad de hacer ejercicio en la costa. No te olvides de meter en la maleta unas zapatillas cómodas, ropa de deporte y el bañador deportivo.

¡Mueve tu cuerpo bajo los rayos del sol y mantén tu forma física!

No cabe duda de que la playa es un lugar perfecto para ponerse en forma al aire libre. Los paisajes o la brisa marina hacen que sudar la camiseta sea todo un placer.

Además, cuando termines, puedes darte un refrescante baño en el agua salada. Por si esto fuera poco, cogerás color teniendo en cuenta los consejos para tomar el sol y conseguir ese bronceado saludable.

Y encima, aprovecharás al máximo la vitamina C del sol.

Otra de las ventajas es que quemarás el doble de calorías si entrenas en la arena que sobre una superficie más rígida (como el suelo).

Por todo esto te proponemos  5 ejercicios que puedes hacer mientras disfrutas de la playa ¿Te atreves a ponerte a prueba?

Ejercicios completos en pocos minutos

 

Ponte en un tramo de arena seca pero cerca del agua, que notes la humedad.

Una vez aquí, da diez pasos de carrera rápida y en seguida cambia el rito a veinte pasos de carrera más lenta.

Puedes realizar estos últimos dentro del agua, teniendo siempre cuidado con las conchas o piedras para no hacerte daño en la planta del pie.

Seguidamente, haz lo mismo, pero de espaldas: veinte pasos de carrera lenta más otros diez pasos rápidos. Repite lo mismo tres o cuatro veces.

Aunque pueda parecerte simple, con este ejercicio lograrás ejercitar la pared abdominal interna, trabajarás los músculos del pie, los tobillos, los isquiotibiales, glúteos y cuádriceps porque has de mantener el equilibrio sobre la arena blanda. Cuanto más recorras, más intenso será el ejercicio.

Activa tus glúteos con la plancha gateada

 

Sitúate en una zona seca y suave de la arena de la playa. Ahora debes colocarte en posición de plancha con los brazos estirados y boca abajo, que las palmas de tus manos toquen la arena. Una vez así, avanza arrastrando manos y pies durante un minuto.

Se trata de un ejercicio ideal para realizar en la playa: como la arena resbala, tus músculos isquiotibiales y glúteos se activan, por lo que resulta muy beneficioso.

Si quieres puedes intentarlo también hacía los lados o incluso hacía atrás.

¡Todo un desafío!

 

Fortalece brazos y piernas

 

Colócate en una zona de arena que esté seca, pero cerca del agua.

Debes coger bien el ritmo: dos pasos corriendo y el tercero saltando a pies juntos. EL salto debe ser lo más largo y alto que puedas.

Repite este ejercicio entre 30 y 60 segundos. Después vuelve a tu posición de inicio con una plancha gateada o corriendo hacía atrás. Haz 2 o 3 repeticiones de la rutina completa.

Como tus pies están hundidos en la arena cuesta más trabajo saltar. De igual forma, las piernas siguen el movimiento de los brazos de forma natural y se exageran todos los movimientos. Solo así se puede saltar de manera correcta.

Por tanto, este ejercicio tiene como resultado un intenso trabajo de hombros, brazos a la par que se fortalecen las piernas.

Si te apetece más intensidad, intenta alargar los pasos o levantar más las rodillas.

Saltos Jumping Jacks en la arena

 

¿Has probado alguna vez ejercicios de saltos en la arena?

Claro, cuestan más, pero por eso son más efectivos.

Es muy sencillo: ponte de pie con los pies juntos y los brazos pegados a ambos lados del cuerpo.

Ahora salta abriendo las piernas a un ancho superior al ancho de los hombros y a la vez, eleva los brazos hasta que estén por encima de la cabeza, estirados y con las manos casi una contra la otra.

Estos movimientos deben realizarse a la vez.

Una vez termines, vuelve a tu posición inicial de un salto y así sucesivamente. Haz esta rutina durante 30 o 60 segundos, de la manera más rápida que puedas con cuidado mantener la postura y la técnica correcta.

Como viene siendo habitual en los ejercicios de playa, con los pies hundidos en la arena y saltar para conseguir estar erguido con las piernas juntas, el esfuerzo realizado es mucho mayor.

Además, en esta rutina trabajan mucho los brazos porque deben exagerar el movimiento.

¿Qué tal si pruebas a realizar este ejercicio dentro del agua? Cuanto más profundo sea, más complicado e intenso.

Zancadas en la playa

 

Las zancadas, estocadas o lunge tradicional (los tres son sinónimos) se realizan de la siguiente manera: da un paso grande con el pie derecho, fíjate bien en mantener la rodilla por encima del tobillo en un ángulo de 90º.

Ahora, baja tu cuerpo de tal manera que la rodilla izquierda, que se ha quedado atrás, roce la arena.

Después, empuja hacia arriba haciendo fuerza con la pierna derecha y levantando el pie hacía atrás, como si quisieras despegarlo de la arena. Da un paso adelante para hacer la siguiente zancada. Para que surta efecto, debes realizar entre 12 y 15 repeticiones con cada pierna.

Ya sabes que la arena es una superficie irregular y, por tanto, así lo sentirán tus pies. Debes realizar un esfuerzo extra para mantener el equilibrio y no caer sobre la arena.

En el caso de este ejercicio, se activan todas las cadenas musculares del cuerpo y no solo las del tren inferior

¡Vas a notar cuánto trabajas con esta sencilla rutina!

¿Fáciles, verdad?

Pues estos ejercicios son solo 5 ejemplos de los muchos que puedes hacer mientras disfrutas de la playa.

Y si además de un poco de ejercicio fuera del agua, aprovechar para dar largos paseos, nadar o jugar a las palas, las vacaciones serán divertidas, podrás desconectar sin renunciar a mantener una vida saludable.

Author Info

Estética Esperanza

Sin comentarios

Introduce un comentario

tres × 2 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
depilación pecho

Libérate del vello corporal con láser  y olvídate de depilarte cada semana

Solo en AGOSTo hasta -40%

Días
Horas
Minutos
Segundos