Centro de Estética Esperanza

927 416 867/ 610 548 686 info@esteticaesperanza.com

Cómo perder grasa abdominal rápido y sin hacer mucho deporte

como perder grasa abdominal

Cómo perder grasa abdominal rápido y sin hacer mucho deporte

Cómo perder grasa abdominal rápido y sin hacer mucho deporte
4.7 (93.33%) 3 votes

Una de las zonas donde más grasa se acumula es el abdomen. Y la preocupación por deshacerse de ella suele aumentar cuando se acerca el verano, aunque en realidad se alarga durante todo el año. Descubrir cómo perder grasa abdominal con el mínimo esfuerzo posible es una de las preguntas más buscadas tanto en internet como en los centros de estética y gimnasios. 

Y es que el aumento del perímetro de la cintura afecta a la hora de vestirte y cuando es excesivo dificulta realizar ciertas tareas. Es muy molesto tener grasa abdominal para dormir, para caminar, para vestirse y hasta para respirar. 

Así es que, si no quieres que vaya a más y empezar a cuidarte, será mejor que sigas los consejos que vamos a darte en este artículo. Pero no te preocupes si odias el deporte o temes las clásicas abdominales porque no vamos a proponerte nada de eso. Aunque tampoco te ofreceremos un milagro, porque ya sabes que no existen y que toda recompensa viene precedida de un esfuerzo por pequeño que sea. 

Reflexiona sobre cómo te está afectando ese volumen y piensa en todos esos trucos para lucir un vientre plano que has intentado seguir.

E imagina cómo te sentirías con una cintura más fina, buscando ropa nueva o durmiendo como un angelito todas las noches boca abajo o como te apetezca.

Ahora es el momento de que interiorices bien lo que tu cuerpo te está pidiendo a gritos y dejes de buscar excusas año tras año. Porque cada día que pasa, es más complicado.

Cuida tu alimentación

Es un consejo muy básico que ya conoces, pero no está de más que te lo recuerden de nuevo. Si tienes barriga, es probable que no sigas una dieta saludable y que con solo cambiar esos hábitos de alimentación, tu cintura lo notaría rápido.

Reducir la sal en tus comidas, beber más agua, moderar el consumo de carnes rojas, de dulces y de alcohol, evitar los fritos, snacks y refrescos azucarados y gaseosos.

No es fácil, pero nada lo es. Y no estamos hablando solo de estética sino de salud.

Deja de pensar que no tienes fuerza de voluntad. O que las dietas no son para ti y que te niegas a comer verdura y pescado a la plancha todos los días.

No es necesario nada de eso porque cuando tienes un hábito no supone ningún esfuerzo, por muy duro que te parezca ahora. Y si consideras que necesitas ayuda profesional, adelante. Contacta con un nutricionista y sigue un método guiado para no tirar la toalla antes de tiempo.

Pero recuerda que la alimentación es fundamental y si consumes grasas, tendrás grasa. Así de simple.

El coche para las grandes distancias

No es necesario que vayas a correr todos los días, ni siquiera un día a la semana. A pesar de que el running está de moda y seguro que encuentras amigos o compañeros que lo practican a los que podrías unirte, no es imprescindible.

Pero deja el coche para lo estrictamente necesario. Si vives en una ciudad pequeña o mediana, podrás ir a todas partes andando o si lo prefieres, en bicicleta.

Otra vez es cuestión de hábitos igual que ocurre con la alimentación. De hecho, en las ciudades grandes como Madrid o Barcelona, la gente va andando al trabajo si no está demasiado lejos y está mucho más acostumbrada a caminar que en poblaciones más pequeñas.

Si tienes que madrugar un poco más para llegar a tiempo, hazlo porque te vendrá bien y además llegarás con más energía. Aunque tal vez esa no sea la razón sino simplemente ni siquiera  valoras la opción de caminar.

Piensa en el aparcamiento, en la contaminación o en el gasto en gasolina que vas a ahorrar y puede que eso te motive un poco más.

Busca alternativas al gimnasio

Si quieres reducir la grasa abdominal, además de comer sano y caminar lo más posible, tendrás que moverte un poco. Esto es como querer ponerse moreno sin tomar el sol.

No a todo el mundo le gusta el gimnasio y si estás leyendo esto es porque a ti tampoco. Pero no hace falta ir al gimnasio sino buscar la mejor alternativa que te aleje del sillón en tu tiempo libre.

Unas clases de baile, yoga o pilates o  clases de electroestimulación con entrenador personal son algunas opciones que te atraerán más que las clásicas abdominales o pasar horas en un centro deportivo.

Prueba tratamientos estéticos 

Quizás no eres muy aficionado al gimnasio, por pereza, por tiempo o porque simplemente no te gusta meterte en un lugar cerrado cada día viendo como suda el resto.

Ya sabes que sin moverte y atiborrándote a los aperitivos a media mañana no vas a conseguir deshacerte de la grasa abdominal. Pero como lo que quieres son resultados rápidos, la mejor forma de acelerar el proceso para reducir cintura es tratar esa zona con algún masaje mecánico o activando la circulación.

Hay muchos tratamientos estéticos drenantes y reductores que sirven para deshacerte de esos nódulos de grasa localizada fácilmente, siguiendo unas pautas y una frecuencia en las sesiones.

Por citar uno de los más demandados, el LPG es ideal para estos casos y además ha salido un nuevo aparato que acelera los resultados y funciona muy bien. Si quieres saber más sobre este tratamiento, entra aquí y descubre cómo funciona.

Aunque lo mejor es que acudas a un centro de estética de tu ciudad, compartas tus objetivos y salgas con un diagnóstico personalizado antes de tomar una decisión.

¿Vas a seguir poniéndote excusas o dejándolo para Año Nuevo?

 

Author Info

Estética Esperanza

Sin comentarios

Introduce un comentario

16 − nueve =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies