Centro de Estética Esperanza

927 416 867/ 610 548 686 info@esteticaesperanza.com

Cómo cuidar la piel con rosácea o cuperosis en verano para que no empeore

como cuidar piel con rosacea o cuperosis en verano

Cómo cuidar la piel con rosácea o cuperosis en verano para que no empeore

Cómo cuidar la piel con rosácea o cuperosis en verano para que no empeore
5 (100%) 1 vote[s]

¿Tienes una piel delicada y quieres disfrutar del verano y del sol como todo el mundo?

Cuando llega el calor, es normal que te vayas a la piscina, a la playa o salgas a pasear con más frecuencia que en invierno.

Y si la recomendación siempre es evitar el exceso de sol y protegerse para evitar las manchas y el envejecimiento, mucho más si tienes una piel con rosácea o cuperoris.

Se trata de dos patologías que, si bien son diferentes, tienen características comunes.

Si te identificas o te han diagnosticado de alguna de ellas, presta atención.

Pero antes, por si aún no lo tienes del todo claro, te contamos cuáles son los síntomas de cada una de ellas.

 

¿Qué es la cuperosis y cuáles son sus síntomas?

 

La cuperosis es un problema estético que se puede tratar.

Su aparición se debe a la fragilidad capilar de los vasos sanguíneos que se rompen con facilidad y provocan la aparición de pequeñas venas rojas o moradas bajo la piel.

Normalmente se da en las mejillas, el mentón y alrededor de la nariz y es difícil de eliminar si no se trata.

Hay factores que influyen como la genética, el color de piel, la edad, el sol o algunos medicamentos. Y también puede empeorarla el consumo de alcohol.

El maquillaje en el caso de las mujeres es útil, pero lo mejor es recurrir a algún tratamiento con láser.

 

¿Y si lo que tengo es rosácea?

 

Es muy habitual confundir ambos problemas cutáneos.

Y es que, hay personas que padecen ambos y por tanto es difícil diagnosticar cuál es el originario. Siempre es que la rosácea deriva en cuperosis.

A diferencia de la cuperosis, la rosácea es una enfermedad crónica de la piel que no se cura, pero sí se puede controlar. Igual que ocurre con otras como la dermatitis atópica o la psoriasis.

 Las personas con rosácea tienen una zona siempre enrojecida, a causa de unos granitos que dan calor e incluso pueden infectarse y llenarse de pus.

Ahora que ya hemos explicado las diferencias entre ambas, sea cual sea tu caso, debes seguir unos consejos básicos para cuidar tu piel en verano.

 

Cuidados para una piel sensible: rosácea o cuperosis

 

Lo más importante es que evites la exposición directa y prolongada al sol, que puede empeorar tu piel.

Por supuesto que puedes ir a la playa o darte un baño a cualquier hora del día, pero siempre protegida.

Al menos en el rostro, debes llevar siempre un factor de protección solar muy alto, de 50 FPS o pantalla total.

La limpieza también es fundamental.

Utiliza algún producto específico para pieles sensibles, e incluso con rosácea o cuperosis, que no contenga alcohol ni perfume para no dañarla o provocar alergias.

Las cremas de Dr. Baumman, su línea SkinIdent, tiene productos totalmente naturales que son perfectos en estos casos.

Y junto a la limpieza y la protección solar, acuérdate de la hidratación, no menos importante en las pieles con estas patologías.

Existe cosmética específica con principios activos regeneradores o calmantes para los momentos de brotes más intensos.

Si además, complementas todo esto con nutricosmética que te ayude a regenerar y fortalecer tu piel, lucirá mucho más saludable durante todo el año.

 

Lo que tienes que evitar si tienes rosácea o cuperosis

 

Además de los cuidados básicos, que son imprescindibles en verano y debes seguir en cualquier época, hay ciertas pautas a evitar.

Fíjate siempre que cada crema que te aplicas esté libre de alcohol, tanto los maquillajes como los solares o hidratantes.

La alimentación también afecta a la piel. Y cuando más saludable sea tu dieta, mejor lucirá tu aspecto.

En verano lo mejor son las frutas de temporada, las verduras y las ensaladas.

Y, por supuesto, en caso de brote más severo, acude siempre a tu médico o dermatólogo por si fuera necesario algún antiinflamatorio.

Está claro que no es algo cómodo y que puede resultar bastante agobiante, sobre todo al principio. Pero eso no te impide disfrutar de tus vacaciones y vigilar que tu piel esté en las mejores condiciones posibles todo el año.

Author Info

Estética Esperanza

Sin comentarios

Introduce un comentario

1 × 3 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
depilación pecho

Libérate del vello corporal con láser  y olvídate de depilarte cada semana

Solo en AGOSTo hasta -40%

Días
Horas
Minutos
Segundos